Bienvenido a Neural

Terapia de Pareja

PODEMOS AYUDARTE

¿Qué es la terapia de pareja?

La terapia de pareja está dirigida a solucionar los conflictos, superar las crisis, resolver los problemas de comunicación entre ambas partes y reforzar los aspectos positivos de la relación.

La convivencia, el paso del tiempo y la rutina son retos difíciles para cualquier pareja y pueden dar lugar a conflictos que terminen dando al traste con el amor y haciendo que sus miembros pierdan la ilusión. De hecho, la frase “ya nada es igual”, es una de las más escuchadas en las consultas de Psicología.

+52 4422193411

Llámanos

¿Qué se encuentra en la base de estos conflictos?

Más allá del motivo de consulta, en la base de los conflictos de pareja casi siempre hay dos problemas fundamentales: las dificultades en la comunicación y la escasa aceptación del otro.

Problemas de comunicación

A lo largo del tiempo, cada pareja va construyendo un “método” que le permite comunicarse y tomar decisiones, pero no siempre se trata de la mejor estrategia, por lo que termina convirtiéndose en una fuente constante de conflicto.

Falta de aceptación de las características del otro.

Una pareja no se sustenta únicamente en el cariño, la pasión o la responsabilidad, cada miembro debe sentirse comprendido, aceptado y apoyado al interno de la relación.

Falta de compromiso

Se trata a un desbalance en la inversión que cada persona hace en la relación de pareja, en el grado en el cual se involucra en la misma para lograr que el otro sea feliz.

Escasa intimidad

Casi siempre provocada por la escasa expresión de afecto y detalles hacia la otra persona o por la existencia de límites y barreras emocionales que generan una profunda insatisfacción en uno de sus miembros.

Desequilibrio de poder

Debido a que una de las personas asume el control y toma decisiones de manera unilateral sobre asuntos importantes de la vida en pareja, como puede ser la educación de los hijos o el manejo de la economía doméstica.

Apego inseguro

Este problema generalmente se instaura en la infancia y se caracteriza por conductas automáticas que matizan la relación y que se proyectan sobre la pareja, casi siempre bajo la forma de celos o de una dependencia emocional, que termina por ahogar al otro.

Insatisfacción sexual

Casi siempre provocada por la falta de deseo sexual o por disfunciones sexuales propiamente dichas que aparecen como resultado de la rutina o la ausencia de pasión.

Infidelidad

Que suele estar acompañada o antecedida por un malestar o insatisfacción con el matiz que ha adquirido la relación.

Falta de cooperación

Se produce cuando uno de los miembros no contribuye suficientemente a la relación, casi siempre en lo que respecta a las tareas domésticas, sobrecargando al otro de responsabilidades que generan reproches y frustración.

Agresividad y violencia

Situaciones que normalmente se producen a partir de discusiones que no llegan a buen puerto y en las cuales se le da rienda suelta a la ira.

Injerencia de la familia de origen

Problemas que generalmente están provocados por familias demasiado invasivas que interfieren en las decisiones y la vida cotidiana de la pareja, generando conflictos y un distanciamiento entre sus miembros

Escasa confianza

Una situación en la cual una de las personas no confía plenamente en el otro y, como resultado, asume comportamientos posesivos que provocan angustia, inseguridad y opresión.

Diferencias culturales

Que en un primer momento de la relación no salieron a flote pero que, con el paso del tiempo y el roce cotidiano, comienzan a hacerse notar.